Categorías
Estrategias

No es lo que pase, sino cómo te lo tomas

Cómo nuestro comportamiento influye en nuestros ahorros.

Desde que ha empezado esta crisis sanitaria hemos sido bombardeados de información negativa no solo sobre la cuestión sanitaria sino también sobre las repercusiones económicas que todo esto conlleva o las consecuencias que se preveen.

Nos suenan este tipo de imágenes en la prensa, ¿verdad?

La sensación normal ante estos estímulos que se multiplican diariamente por el efecto de la sobre información que recibimos contínuamente por las redes sociales y televisión es el miedo.

Miedo no sólo por la parte sanitaria, si no por lo que pasará con mis ahorros, fruto de nuestro esfuerzo y que significa la posibilidad de realizar o no nuestros proyectos o nuestros sueños.

Bien, pues tengo buenas noticias, como he titulado este post, LOS RESULTADOS DEPENDEN DE TÚ COMPORTAMIENTO ANTE ESTA SITUACIÓN.

Te lo voy a demostrar, ¡Hagamos Números!

Estamos de acuerdo que no hay mal que 100 años dure, ¿verdad? pues en los mercados financieros esto es una certeza. El progreso de la humanidad es imparable. Históricamente hemos vivido innumerables situaciones en la que el sentir general era que todo se acaba. tenemos 2 guerras mundiales a nuestras espaldas, justo llegué a este mundo en un momento de una crisis energética (la crisis del petróleo)….

Pero después de cada una de esas guerras mundiales vino la reconstrucción de todo, después de esa crísis energética se originó la cuestión de qué podemos hacer para no depender tanto del petróleo y se idearon maneras de ser más eficientes con la energía y se investigó en energías alternativas

Éstos son unos pocos ejemplos pero podría pasarme horas enumerando más.

Siguiendo el símil de que el árbol no me deja ver el bosque, vamos a subirnos a la copa del árbol y vamos a ver qué hay más alla:

Desde lo alto de mi árbol puedo ver que estos periodos de crisis representan una mínima parte de lo que es la evolución de los mercados y que los periodos de crecimiento superan en mucho los periodos de crisis.

Como podéis observar desde lo alto de mi árbol, por termino medio los periodos de crisis financiera suelen durar por término medio 11 meses, mientras que los periodos de crecimiento 69 meses. a estos periodos de crisis yo les llamo, de coger carrerilla.

Visto lo visto, ¿cómo podemos aprovechar esta situación?, para verlo os voy a presentar a tres amigos, Juan, Eva y Carlos.

Juan es una persona ávida de noticias y redes sociales y absorbe continuamente toda la información que recibe, es una persona muy impulsiva y se deja llevar por el pronto de sus emociones.

Eva es muy diferente, muy desconectada del mundo de la información, de hecho ni siquiera tiene televisión.

Carlos, es un tipo muy analítico y metódico y ha pasado mucho tiempo conmigo en lo alto del árbol.

Los tres son grandes personas y en una de esas que se juntan decidieron invertir 1.000 eur para empezar a ahorrar para ese gran viaje a la vuelta al mundo que querían hacer juntos dentro de unos años.

Recuerdo que esto fue justo antes de que viéramos en los periódicos fotos como la que he puesto arriba del todo. Año 2011, Grecia en pleno rescate y ootrs países como España o Italia al borde del mismo. ¿recuerdas como te sentías en toda esa situación? yo sí y también me acuerdo como lo vivieron Juan, Eva y Carlos. ¡Qué mala suerte que justo invierten esa cantidad y les viene un chaparrón de una caída del 19,4%!

Pues bien, cada uno hizo lo que creía conveniente.

  • Juan, como tipo emocional y visceral que es enseguida decidió de hacer la inversión preso por el pánico de la situación.
  • Eva, evadida del mundo como de costumbre, se enteró mucho después de que pasara, por lo que no hizo absolutamente nada con esa inversión.
  • Carlos, lo recuerdo como si fuera ayer mismo, cuando le llamé para explicarle la situación y siempre después de un escrupuloso análisis decidió seguir mi consejo y aumentar su inversión en 500 eur más

Pues bien, como veis los tres invirtieron lo mismo en el mismo momento (salvo Carlos que puso algo más) y en el mismo mercado, os adelanto que los resultados de cada uno fueron diferentes pasados 5 años.

Línea roja: Carlos / Línea Azul: Eva / Línea Verde: Carlos

Como veis, Juan al vender perpetuó esa pérdida del 19,4% de un día para pasó de tener 1.000 € a tener 980,60 € y ya os adelanto que no volvió a invertir nunca más. en el caso de Eva, esa persona ausente, pasados esos 5 años se acordó que había puesto algo para el viaje y al mirar su resultado vio que en lugar de 1.000,00 € tenía 1.428,00 €, recuerdo que ese día nos invitó a todos a comer de la alegría que se llevó. Como Eva “abrió la caja de Pandora”, Carlos revisó también cuál fue su resultado; Carlos se llevó la grata sorpresa de que sus 1.000,00 € se habían convertido en 1.540,30.-€. Carlos hizo lo que racionalmente nos dice la lógica que es comprar más participaciones de esa inversión en el momento que estaban baratas (se puede decir que salió a comprar en “las Rebajas”)

Como veis, en las mismas situaciones, los resultados cambian y mucho. Por eso concluyo diciendo “No es lo que te pase, sino cómo te lo tomas”.